RESERVAR
26
Sep, 2022
27
Sep, 2022
1
Adultos
0
Niños

La Cambra Casa Rural – Historia

Descripción histórica general

La trama urbana de Potries y sus edificios aún conservan la autenticidad del típico asentamiento eminentemente rural, fruto de siglos de ocupación antrópica y de adaptación al medio. Su núcleo histórico tiene una relevante importancia desde el punto de vista urbanístico, histórico y patrimonial; con espacios edificados entre 1890 y 1950 que demuestran la expresión de los valores de las civilizaciones urbanas tradicionales.

 

Antiguamente, las sociedades dependientemente agrícolas, tenían el espacio de vivienda en la planta baja, con parcelas alargadas y anchas para que pudieran pasar los animales hasta el corral o patio. El segundo piso, denominado Cambra era utilizado para almacenar los productos del campo, conservar la carne de los animales que se criaban en casa (conejos, gallinas, cerdos,…) o, también para la cría del gusano de seda.

El aumento demográfico experimentado en Potries entre finales del siglo XVIII y el XIX, nos aportará un nuevo modelo, al readaptarse la Cambra como lugar de vivienda por algún miembro de la familia. Estas modificaciones obligan a ocupar parte del antiguo patio descubierto, y edificar nuevos espacios para el almacenamiento. Después de esta transformación se amplían los huecos de la Cambra, ahora con carpintería, y aparece un nuevo elemento, el balcón con barandilla de forja o fundición, generalizándose su uso en casi todas las casas de nueva edificación.

 

La Cambra, una vez transformada y reutilizada como vivienda, podía dedicarse también al alquiler o venta, característica incipiente de la propiedad horizontal. Este hecho, supone una modificación sustancial en la fachada donde aparece la escalerilla. Esta escala permite el acceso directo desde la calle en el piso superior, y ocupa uno de los espacios laterales de la primera crujía de la casa.

La Cambra Casa Rural

La descripción histórica presentada anteriormente, coincide con la evolución de lo que hoy en día es La Cambra Casa Rural. Construida en 1862, el espacio fue evolucionando en diferentes usos (agrícolas, habitacionales, almacén-trastero); hasta que en el año 2019 se decide realizar su reforma y conversión en alojamiento rural en 2020.

Una reforma escrupulosa, detallista, basada en 3 ejes de actuación:

1.- La conservación de elementos constructivos tradicionales, como las paredes interiores y exteriores de piedra vista, o los pilares de ladrillo-tovón caravista.

2.- La combinación de lo tradicional con lo moderno, empleando materiales como la madera en vigas y suelos laminados, el micro cemento en baño y escaleras, o las combinaciones de hierro-madera en muebles y barandillas.

3.- La sostenibilidad de la misma y el respeto al medio ambiente, con el aislamiento en lana de roca en paredes, suelo y techo, ventanas y puertas de doble acristalamiento, monomandos en todas las estancias para el ahorro de agua, iluminación led de bajo consumo en toda la casa, etc.

A la combinación equilibrada de lo tradicional y lo moderno en los elementos constructivos de La Cambra, se le suma la personalidad de su propietario. Toni, un inquieto viajero-fotógrafo-agricultor, que viajó durante 4 años por todo el mundo, con el proyecto «El Atlas de la Felicidad»; y donde en La Cambra se detectan algunas huellas de esa maravillosa experiencia de vida; tanto en sus fotografías, como otros elementos decorativos singulares que alberga el espacio.

Un espacio con historia antigua y moderna, espacioso, tranquilo, cómodo,…, que hará que sus visitantes disfruten de una maravillosa estancia desconectados o conectados en un entorno rural tranquilo, pero vivo.

Y en donde las personas que nos visiten, siempre serán recibidas con una sonrisa y los brazos abiertos.

Imágenes proceso de Restauración

RESERVAR
26
Sep, 2022
27
Sep, 2022
1
Adultos
0
Niños